Control de Palomas

El problema

cuando las palomas se reproducen incontroladamente podríamos hablar de superpoblación provocando muchos y variados problemas:

  • Sus deyecciones corroen la piedra de los edificios históricos, estropean cornisas y tejados, ensucian los monumentos y degradan las fachadas en las que anidan o reposan.
  • Ensucian azoteas, balcones y terrazas hasta tal punto que, en algunas zonas, no es posible tender la ropa fuera de recintos cerrados.
  • Destrozan los parterres de los jardines y sus plantas ornamentales.
  • Ocasionan ruidos molestos en horas intempestivas.
  • Llegan a provocar problemas de salud transmitiendo a la población infecciones de origen ornitológico.

LA CORRALIZA OFRECE SERVICIOS PARA EL CONTROL DE PALOMAS